ACERCA DE STEPHAN SCHMITT

A Stephan Schmitt le ha apasionado la tecnología musical desde que era un niño: desde su fascinación por los instrumentos de los músicos de rock de la década de 1970 hasta su pasión por fabricar y modificar equipos de audio, y su trabajo como ingeniero de sonido mientras estudiaba ingeniería eléctrica.

En 1993, Stephan empezó a dar forma y desarrollar un sintetizador de software. Creó Native Instruments en 1996 para hacer realidad el proyecto que después se convirtió en REAKTOR. Desde 2012 dirige su nueva empresa, Nonlinear Labs.

A lo largo de toda su vida, Stephan ha seguido haciendo música. Es su amor por el directo lo que lo llevó a él (y a Native Instruments) hasta KONTOUR. Nos reunimos con Stephan para hablar sobre su último sintetizador y sobre su evolución como uno de los principales diseñadores de instrumentos de software.

ÚLTIMOS TOQUES

“Era evidente que Reaktor sería la mejor plataforma para investigar en profundidad y para dar forma a un sistema de síntesis innovador.

Con la interfaz de usuario y el sistema de modulación de Kontour hemos tocado los límites de lo que se puede crear con Reaktor. Crear los Motion Recorders fue tremendamente complicado y llevó muchísimo tiempo; este tipo de estructuras de procesamiento de eventos pueden provocar gran cantidad de efectos colaterales.

Fue emocionante cuando llegaron los resultados de los creadores de sonidos. Amplió de una forma radical mis horizontes, mucho más allá de lo que yo había logrado hasta entonces. Estaba verdaderamente sorprendido, no me había imaginado que fuera posible crear este tipo de sonidos.

USAR KONTOUR

“Cuando uso Kontour, siempre tengo los pies sobre dos pedales de control junto a otros dos pedales de sostenido. Los pedales están asignados a dos controles macro y la rueda de modulación a otro. Y por supuesto también tengo inflexión de tono y postpulsación.

Me gusta tocar sonidos ‘de siempre’ como pianos o clavinets, pero también explorar la ‘vida interior’ de la máquina, que es menos predecible. Las estructuras del resonador y de la retroalimentación pueden comportarse como un animal salvaje. Las amplias opciones de enrutado ofrecen un funcionamiento parecido a un sintetizador modular o a la técnica del ‘circuit bending’.

Vivo pensando en los músicos que hacen directos. Por eso Kontour es tan expresivo y tan ideal para tocar. Pero este sintetizador realmente es para cualquier persona que busque sonidos orgánicos y nuevos que puedan alterarse hasta el extremo: es un sintetizador en tiempo real. Funciona de maravilla para labores típicas de producción y secuenciado, y los grabadores de movimiento permiten una enorme experimentación con sonidos que mutan”.

AVANCES TECNOLÓGICOS

“El avance más importante en la tecnología musical actual está en el modo en que los humanos interactúan con la parte técnica. Por esto es que muchos desarrolladores están buscando nuevas interfaces de usuario. La expresividad, un alto nivel de control intuitivo y nuevos sensores combinados con mayor potencia de cálculo traducirán datos físicos en parámetros musicales.

Los procesos de trabajo y la interacción son aspectos esenciales de las futuras generaciones de herramientas musicales. Por eso Native Instruments tiene tanto éxito con los productos que integran hardware y software”.

Description